El turismo es cada vez más importante para la economía mundial y aun más para los países y las regiones emergentes que ven en esta industria una oportunidad para el desarrollo. Por tal razón, vale la pena aprovechar esta nueva celebración del Día Mundial del Turismo este 27 de septiembre de 2019, cuyo lema es “Turismo y empleo: un futuro mejor para todos”, para analizar los retos más apremiantes de la industria turística en Colombia.

Según la Organización Mundial del Turismo, la industria representa el 10% del PIB global y genera el 10% de los puestos de trabajo del mundo. Estas cifras dan cuenta del enorme potencial del turismo para aportar al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en virtud de su naturaleza intensiva en trabajo, su efecto multiplicador en otros sectores de la economía, la mayor participación de mujeres y jóvenes en la mano de obra con respecto a otros sectores y la elevada presencia de pequeñas y medianas empresas.

El turismo es asimismo un renglón de gran trascendencia para la economía en Colombia. De acuerdo con cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Migración Colombia, en 2018 llegaron al país 4,2 millones de visitantes no residentes, que corresponden a un crecimiento de 7,7% con respecto a 2017, el más alto en la región. Adicionalmente, el sector representaría el 3.83% del PIB y el 7.83% del empleo nacional.

Este panorama genera mucha esperanza y júbilo para las finanzas del país. Sin embargo, también genera retos importantes para nuestro país, de los cuales vale la pena enunciar al menos tres:

Apostar por la Paz

El mayor aumento de la llegada de visitantes no residentes a nuestro país se dio con posterioridad a la negociación y la firma de los acuerdos de paz, lo cual da cuenta de la importancia del mensaje de confianza que transmite a los viajeros una mejora en la situación de seguridad y una mayor estabilidad sociopolítica.

El turismo ha sido uno de los grandes beneficiarios de la paz, hecho que nos compromete a todos para trabajar en la consolidación de una sociedad pacífica y resiliente, capaz de promover un crecimiento sostenido e incluyente.

Mejora de la infraestructura

Una de las consecuencias de una guerra de más de 50 años, fue el rezago en la infraestructura del país. Esta situación afecta de manera crítica la competitividad del país y especialmente de las regiones apartadas que aunque tienen grandes atractivos turísticos, no cuentan con la condiciones adecuadas para recibir ni atender a sus visitantes.

En consecuencia, es necesario mejorar la infraestructura y la conectividad, de tal manera que todas las regiones puedan integrarse a la cadena turística y que el país pueda posicionarse como un destino turístico de talla global.

Sostenibilidad turística

Cuando hablamos de sostenibilidad turística hacemos referencia a tres pilares fundamentales: Económico, Ambiental y Social. Si bien el aumento en la llegada de turistas es un factor fundamental para el desarrollo económico del país, no hay que olvidar que se debe tener en cuenta el impacto que los flujos del turismo pueden traer sobre los ecosistemas, las tradiciones y las dinámicas de las comunidades de acogida.

En el caso de Colombia, quisiera subrayar dos tres desafíos fundamentales en materia de sostenibilidad. El primero de ellos es la necesidad de mejorar la planificación y la gestión del turismo a través de políticas públicas del orden nacional y territorial y de la formalización y profesionalización del sector.

El segundo es la imperatividad de proteger nuestra riqueza natural, en nuestra condición de primer país biodiverso por kilómetro cuadrado.

El tercero, aunque no menos importante, es la imperatividad de ser incluyentes y pluralistas en la toma de decisiones, de tal manera que todos los actores participen en la gobernanza del sector y que más comunidades locales puedan tomar provecho de los beneficios del turismo.

Para recordar

Vale la pena recordar que los retos del turismo en Colombia nos corresponden a todos, incluyendo a los gobiernos, la industria, la academia, y la sociedad civil en general. Sólo de esta manera lograremos que el turismo no sólo sea el “nuevo petróleo de la economía”, sino que contribuya a la construcción de una Colombia más pacifica e incluyente