El turismo en Colombia ha experimentado un crecimiento exponencial durante los últimos años hasta convertirse en uno de los sectores más dinámicos de la economía. Esto representa grades retos para la conservación y aprovechamiento de los recursos naturales y hace imperativa la creación de alternativas de turismo sostenible en Colombia.

Llama la atención como tan sólo de 2010 a 2016 el número de visitantes ha aumentado en 95% al pasar de 2.6 a 5.1 millones de turistas, el ingreso de divisas ha aumentado un 52% al ascender de US$3.440 a US$5.835 millones y se han generado 1,8 millones de empleos. En efecto, el turismo en Colombia el segundo sector generador de divisas y crece más aceleradamente que otros sectores.

Este crecimiento rápido del turismo tiene el potencial de extenderse y ampliarse debido a múltiples factores entre ellos la mejora en la imagen de Colombia, los avances en los procesos de paz y desarrollo territorial, los adelantos en materia de infraestructura y especialmente la diversidad en la oferta turística del país.

El desempeño del turismo además de ser una buena noticia para nuestro país genera también diferentes retos tanto para los gobiernos como para los prestadores de servicios turísticos entre los cuales se destaca el de la sostenibilidad.

El reto del turismo sostenible en Colombia

 

turismo sostenible en colombiaCon más de cinco millones de turistas cada vez más informados viajando a Colombia cada año, un planeta que ya ha llegado al límite de los que nos podía ofrecer, una riqueza geográfica prodigiosa y una gama de destinos turísticos que buscan abrirse paso en la oferta global,  el Turismo Sostenible dejó de ser una opción y se convirtió en una necesidad perentoria para Colombia.

También te puede interesar leer sobre las 5 iglesias más bellas de Santander

En este Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, es aún más imprescindible considerar los impactos ecológicos, sociales, y económicos actuales y futuros para los viajeros, la industria, las comunidades y el entorno en general, con el ánimo de garantizar la protección de los recursos, la integridad de la vida local, la calidad del servicio y la viabilidad de la actividad económica.

Es por esto que tanto el Gobierno, los operadores turísticos como la sociedad en general deben trabajar de la mano para generar un desarrollo turístico sostenible planificado e incluyente que vaya más allá del modelo tradicional enfocado en el número de turistas o la ocupación hotelera.

La sostenibilidad es ante todo un paradigma

 

turismo sostenible en colombiaA pesar que el  turismo sostenible en Colombia es un modelo relativamente nuevo ya existen Normas Técnicas Sectoriales que apoyan las prácticas sostenibles para destinos y empresas turísticas y a junio de 2017 ya hay al menos 10 destinos y alrededor de mil prestadores de servicios turísticos certificados.

Si bien el número de destinos y operadores certificados aumenta, es aconsejable que la certificación no se perciba como un proceso engorroso y costoso sino como una oportunidad que debe estar acompañada de sensibilización, descuentos en materia fiscal, incentivos de promoción y otros atractivos que sirvan como motivación para los agentes y operadores turísticos.

El turismo sostenible en Colombia debe ser ante todo un paradigma que debe orientar la actividad pública y privada, inspirar la coordinación de políticas a nivel nacional, departamental, local y sectorial, además de articular a todos los agentes interesados en que el turismo sea un catalizador del desarrollo y conservación del capital económico, social, ambiental en todas las regiones del país.

Es necesario una reingeniería del hacer y del pensar, y que los gobiernos, entidades, promotores turísticos, universidades, organizaciones comunitarias, así como líderes sociales trabajen de la mano en proyectos turísticos sostenibles incluyentes con el fin de sacar el mayor provecho al mismo tiempo que se aseguran estándares de la más alta calidad y se previene las consecuencias indeseadas que el turismo trae a su paso como la exclusión de los menos favorecidos y la monopolización del capital turístico de las regiones.

Mas aun, es imperativo impartir una educación más responsable que debe empezar desde nuestros hogares y colegios, inculcando valores y habilidades para la conservación y aprovechamiento responsable de los recursos que nos brinda la madre naturaleza así como para la protección, promoción y respeto de la diversidad cultural.

También te puede interesar leer sobre las 6 razones para visitar el Cañon de Chicamocha

Para reflexionar

turismo sostenible en colombia

BARCELONA 2016 07 09 Barcelona Mani en la Barceloneta contra turisme massiu Fotografia de JOAN CORTADELLAS

Colombia en estos momentos está considerado como un destino turístico emergente, lo que a mi consideración representa una ventaja de aprendizaje de las buenas prácticas y lecciones de destinos turísticos maduros o mundialmente conocidos como España o Italia.

Hechos tales como recientes actos de “Turismofobia” en Barcelona nos hacen plantearnos varias preguntas y reflexiones respecto qué clase de turismo queremos atraer, a qué metas estamos apuntado y qué tan preparados estamos para el turismo del siglo XXI.

También te puede interesar leer sobre los increíbles miradores en San Gil y alrededores